Por si te olvidas de mi...

jueves, 19 de febrero de 2009

CAPITULO DOS: OBRAS Y MUDANZAS


Ese maravilloso mundo de la obra, la mudanza….

Como ya sabéis todos desde hace seis meses decidí dedicar mi cuerpo y alma al mundo de la obra, las mudanzas y esas cosas en las que casi todos algún día decidimos enfrascarnos. De repente los días no son días, son espacios cortisimos de apenas 15 minutos, no me preguntéis porqué pero se acortan. El dinero, pagas extras, bonificaciones laborales, atrasos y cualquier eurillo que se cuela en tu bolsillo sale con la misma rapidez y sigilo, ni te enteras de que llegó y tampoco de qué salió….Yo ya he decidido que no voy a tener nunca hucha, con estas cosas ahorras más y más rápido.
Han sido cuatro meses de nervios, de polvo, de manchas en la ropa, de compras sin saber , de hacer cajas y bolsas, de darme cuenta que tengo el síndrome de Diógenes, pues es imposible que alguien en su sano juicio pueda almacenar tantas cosas…y meses que parecen que nunca llegan a su fin.
Llamadas múltiples de teléfono donde solo constataba lo ignorante que soy, ni carrera universitaria, ni doctorado, ni latín , ni leches, deberían dar un curso de papeles administrativos necesarios para montar una casa, de electricidad para saber responder a todo lo que te pregunta el chispas, de fontanería, de bricolaje, de albañilería, de decoración, y un largo etcétera para el que mis padres no me prepararon…señores padres el inglés está muy bien pero si lo completáis con alguna de estas disciplinas vuestro hijo estará más y mejor formado.
Luego llega el momento final…cuando haciendo virguerías con el dinero, con tu tiempo, con tus familiares, con tus amigos, intentas coordinarlo todo, porque después de cinco meses lo que quieres es terminar, sea como sea. Que hay que estar hasta las 3 de la mañana limpiando al casa, pues se hace…que me voy a morir de agujetas, pues me muero, que ya no se si me da el dinero, pues ya lo pensaré, que los obreros no se van ni con agua caliente( que no tengo, será por eso que no se piran) pos nada conviviremos en armonía, que no tengo agua caliente entonces para que he comprado el micro…en fin que lo que quiero es acabar, como sea. Que vivir con velas y rodeada de cajas de libros a estas alturas no me parece tan mala idea.
Y nada así llegamos al final, capitulo que aun está por escribir y por cerrar. De momento la panzada de limpieza es mañana, si veis luz a las 3 de la mañana seremos Lamiri, barco y yo que seguimos con el mocho….el sábado tendremos mudanza, es decir muchas personas con muchas cajas y trastos intentándoles hacer hueco en nuestro pequeño cubículo…y así hasta llegar al 28 que si todo va bien, y a mi me ha dado tiempo a deshacer alguna caja podremos dormir en nuestra nueva super cama de visco de 1,50…sino las cajas siempre son una opción.

Y hasta aquí nuestra andadura.

Algunas fotillos de como quedó la casita

ir viendo la página y encontraréis toda la casita