Por si te olvidas de mi...

viernes, 20 de noviembre de 2009

Enarbolemos una bandera a favor del Reader




Hace un mes, por motivo de mi cumpleaños, Enrique me hizo un super regalo, al menos para mi, que tanto me gusta leer. Un lector de Libros electrónicos. Ante esta nueva tecnología la gente reacciona de dos maneras:

1º les parece alucinante, y quieren verlo.
2º lo rehuyen como si llevara la peste porque a ellos lo que les gusta es el libro en papel en sí.

Todos sabéis que yo leo bastante, o mucho según apreciaciones, y que poca gente mejor que yo aprecia el valor de un libro con todo lo que conlleva. Cuando comencé ha escuchar hablar de este aparatejo yo también tenia mis reticencias, poco a poco, y según me iba informando me iba pareciendo más útil. Finalmente tras tenerlo entre mis manos me convencí de su utilidad. Y os voy a explicar porqué veo yo este bichejo tan necesario. Por un lado me puedo leer libros descatalogados, que desde hace tiempo estaban en mi ordenador, pero en la pantalla me daba pereza leerlos. También hay libros que por su formato son incómodos de coger, te apetecen mucho, pero parece que siempre hay algún otro que es mejor comenzar. Además puedes tener acceso a lecturas que quizás nunca, o de momento no irías a comprar, pero que de este modo ya no te parece tan innecesarias.

El reader no abulta mucho, pesa poco, es cómodo de coger, es fácil de utilizar, puedes leer un montón de novedades en otros idiomas, no consume casi, se puede leer comics (algunos en blanco y negro, pues no tiene color), te deja acceder a libros con formatos incómodos que de otro modo no cogerías, no cansa la vista, puedes ampliar la letra, e incluso ver los dibujitos, escuchar música mientras lees y hasta ver fotos.

No le encuentro ninguna pega, ahora eso sí, como toda tecnología que es pionera,esta no hace más que avanzar, y como todo lo buscamos pequeño (menos algunas cosas), los nuevos modelos están saliendo con pantallas cada vez más pequeñas, Y digo yo ¿ quién quiere leer minilibros? junto a este avance tambien tenemos las pantallas táctiles, cosa que empeora, bajo mi punto de vista, la calidad, pues tiene un mantenimiento peor, y son más defectuosas….

Conclusión: que os animo a todos a tener uno de esto, si os gusta leer y como yo tenéis un cerro de libros que ya no sabéis donde meterlos

miércoles, 18 de noviembre de 2009

LARGO Y PEREZOSO INVIERNO.




Todos sabéis que no me gusta el invierno, con sus días grises, sus fríos, su poca luz, aunque aun no ha llegado como dios manda, ya se atisba en el horizonte, y sobre todo, se que me acerco más a él porque se huele la navidad. Y sí la Navidad es muy bonita, pero si antes la adoraba, con los años cada vez me da más pereza. Así que sintiéndolo mucho estoy melancólica, porqué no hay sol, ni luz, porqué las semanas se suceden sin grandes acontecimientos, porqué parece que hemos caído todos en un gran letargo, como los osos, y que solo vamos si hay que ir, porqué así, ir para nada nos da pereza. Pero tras meditarlo un poco creo que la culpa de todo la tiene Alberto (para quienes no sepáis quien es, es un amigo que va a pasar tres semanitas en Tailandia), porqué debería estar prohibido irse ahora a esas playas paradisíacas, a ese país de ensueño, donde hace calor, pero tienen Shinga. Y sobre todo tiene la culpa porqué está lejos y no puede dedicarse a leernos. Así que deberíamos desempolvar el justificante médico aquel del que hablaba en verano para, en este caso, pedir baja médica por depresión pre-navideña, o envidio-vacacional. El justificante diría algo así:

A quién corresponda;

La/El Paciente Doña/Don………………………. Está siendo sometid@ a mucho stres provocado por la inminente llegada del periodo navideño, y por las inapropiadas vacaciones acontecidas en su entorno social. Por ello, deberá guardar reposo en algún paraje paradisíaco al menos durante las próximas 168 horas, o en su defecto hasta próximo control médico.

jueves, 12 de noviembre de 2009

Nos vamos a Dublín




Pues eso, que tras pensar que en vez de regalitos este año mejor nos íbamos de viaje, que teníamos muchas ganas, el destino elegido es Dublín, porqué? Porque había una oferta fabulosa, que salía genial de precio, y esas cosas pues mejor se aprovechan. Además no lo conocemos, y como solo tenemos 3 días parece ser que es una ciudad abarcable para pocos días. Así que vamos allí, a que nos llueva, a beber Guines y Whisky irlandés, a pasear, y quizás a comprar los regalos navideños, que he leído que ya están allí en rebajas, y tienen precios bajísimos para todo…vamos que es barato….así que los días 3, 4, 5, y 6 de diciembre nos podréis encontrar paseando por las calles de la ciudad irlandesa…a ver si nos encontramos con algún Leprechaun que nos de suerte , o que le sobre una ollita de esas llenas de monedas…Si alguien quiere algo de aquellas tirras tiene 20 días para pedir….que ganas tengo de ir, por descansar y conocer sitios nuevos…eso de las ofertas hay que revisarlas más a menudo que salen fabulosas de precio, ya conociendo que existen, quizás crezca nuestro número de viajes