Por si te olvidas de mi...

miércoles, 8 de abril de 2009

Las Vacaciones y la Primavera


Las horas prevacacionales….



Es un sin vivir, esas horas previas a la escapada, huida incontenible de los ruidos, la monotonía, los atascos, la contaminación, los jaleos, de todo. Cuando tu cabeza sabe que tras esas horas todo se olvidará, y llegaras a un estado semiinconsciente de paz y tranquilidad. Se asemeja mucho a esas horas previas a abandonar un trabajo, en las cuales piensas que para que estas ahí, que porqué no te has ido ya, qué si quieren que te echen, total ya te vas a ir, esas que quisieras hacerle un corte de mangas al jefe petardo que te ha estado tocando las narices durante los meses de trabajo. Hoy es algo parecido pero sin corte de mangas al jefe, que el lunes hay que volver. Desde las navidades llevamos tres meses aletargados, al igual que los osos que salen por primavera, nosotros queremos escapar a ver las flores, chapotear en el agua, comer las cosas ricas de la naturaleza, en fin disfrutar de las horas libres. Tres meses largos, estresantes, fríos y lluviosos, aburridos, en resumen asquerosos, que hoy dan píe a un nuevo periodo, con luz, sol, tapitas, cañitas, sin abrigos y medias, pensando en el verano, paseando por los parques, disfrutando de muchas horas del día. Vamos que estos días nos encauzan a una nueva y mejor estación que augura mucha más felicidad en mi corazón, y en la de muchos otros, aunque imagino que no es la misma que le produce a los alérgicos. Mi más sentido pésame a estos últimos que se pierden entre lloros, mocos y legañas la mejor estación del año.

No hay comentarios: