Por si te olvidas de mi...

martes, 1 de septiembre de 2009

El endemoniado retorno…


Si hace unos meses hablábamos del tedio y de la pereza que nos proporcionaba el calor, hoy el tema se torna diferente…y es el agobio y desesperanza que provoca el volver al trabajo.
Se retorna a trabajar cuando aun hace un calor que provoca mareos, cuando uno ya no tiene ilusión por las vacaciones que vendrán….uauhhh navidades, puaj…gente, frío, gastos….buah, otra vez. Además, los días comenzarán a acortarse, vendrán los vientos fríos, las lluvias, pero aun tendremos que esperar un mes de pleno calor, cuando ya no queremos sacar el bikini pues nos trae recuerdos nostálgicos. Tras estar adorando al dios solar Apolo varios días, haber hablado mano a mano con Baco(que dios más invocado en veranito) y haber retozado incansablemente con la diosa Venus, musa de la pereza; retomamos a la casa de Hades, al reino de los infiernos, donde el despertador suena temprano, el asfalto destroza los píes, el transporte arrasa con nuestras fuerzas, y finalmente los jefes, compañeros y demás, echan por tierras esas ilusiones creadas durante las vacaciones de un mundo efímero donde todo es alegre y posible.
Pero no os amedrentéis pequeños y míseros humanos, aun seguirán existiendo los fines de semana, los viernes por las tardes, las cervezas entre semana, las noches interminables, las excursiones gastronomicas, pequeñas minucias de un mundo que se muestra benévolo en verano, mientras nos enseña su lado oscuro, pero travieso durante el resto del año.

No hay comentarios: