Por si te olvidas de mi...

martes, 1 de diciembre de 2009

Madrid en Navidad




Bueno ya llegaron, ya las tenemos encima, y el asqueroso de Alberto (aquel del que os hablaba en anteriores entregas) aun no ha vuelto. Pero a lo que vamos, que ya dimos un paso hacia delante, y cruzamos la línea de diciembre, y eso que este fin de semana todos ya habíamos dado el paso, parece que el pistoletazo de salida había sido dado. En Madrid se han encendido las luces, en mi opinión excesivas, la Gran Vía parece el Caribe, hay una luz impresionante, este año a base de lucecitas formando edificios, muy cosmopolita. Otra iniciativa, e inaugurando la plaza de Callao, es la tradicional pista de Hielo, puesta en plena plaza recientemente peatonal. En Sol tenemos un árbol gigante, pero gigante de verdad.



Todo esta lleno de lucecitas y decoración, los cortes ingleses han decidido hacer unas preciosas casetas exteriores, en las plazas contiguas, donde han colocado sus productos navideños de decoración. Da a la ciudad otro aspecto, quizás más europeo. Tenemos, como no el tradicional cortylandia, este año más sintético, a base de algunos juguetes gigantes que también acusan la crisis y son menos articulados, de hecho creo que solo habla uno de ellos. Pero vamos la canción es la misma, los excursionistas ya han llegado al centro para verlo, y atestan las calles igual que siempre. Y al final del camino una renovada plaza Mayor, con una nueva cara, a base de casetas imitando casitas de madera norte europeas, de muy buen gusto, con sus detallitos, que dan un aspecto más cercano a la idea de mercadillo navideño.



Balance de estos datos que os estoy dando, o resumen, la crisis está pero se nota poco, la ciudad parece una discoteca, nos estamos europeizando, y las calles están plagadas de gente, que no sabe donde va pero que si sabe que tiene que estar ahí. Yo de momento, y pese a vivir en el centro, ando buscando rutas alternativas al mogollón y va surtiendo efecto, veremos en los días venideros sino tengo que sacar la manguera para espantar excursionistas.

1 comentario:

Takeo dijo...

Quieren que el árbol de Callo sea el hermano gemelo del árbol de Rockefeller Center, este Gallardón tiene más moral que el Alcorcón. Claro, el que no haya estado nunca en N.Y., lo mismo se lo cree.
Pero salir del metro de Callo por la calle Jacometrezo empezar a oler a castañas asadas, eso no tiene precio, aunque luego el sabor desmerece, las castañas parecen harinadas.
Y ahora, a disfrutar de las fiestas, a comer cosas ricas y a recibir algún regalito que nos merezcamos.
Takeo