Por si te olvidas de mi...

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Prefiero el Libro Gordo de Petete




Desde hace unos días he decidido dejar de leer el periódico, por dejar de leer sandeces. Ayer tuve que ver, y encima leer, (que manía tengo más mala pues desde que aprendí a leer letras que veo, letras que uno e interpreto su significado.) cosas como que han trasladado a un preso de Huelva a Córdoba, un preso que mato a un señor, cosa de ná, para que deje la muestra de semen congelada en ese centro penitenciario. ¿Que porqué? Pues no es que allí lo coleccionen, ni hagan cremas especiales, no; es que allí está su novia presa (otra elementa) que ha decidido que quiere un bebe, ya que ha pensado que dentro de una cárcel es el mejor sitio para tener un hijo, verle crecer y educarle del mejor modo. Y claro, no vamos a tener al novio todos los días viajando de Huelva a Córdoba, mejor que deje la muestra y así se usa cuando sea necesario. Estoy encantada con que los asesinos se reproduzcan y lo paguemos todos los gilipollas que conformamos esta sociedad tan coherente.
Pero por si fuera poco, leo otra absurdez, casualidad o no, también en Andalucía (no es dato para criticar sino puramente anecdótico). Y esta es que van a otorgar 1800 euros a aquellas personas que puedan atestiguar y demostrar con documentos actuaciones vejatorias durante el franquismo. Aquí no tengo emoticonos pero pondría uno ojiplático, pues como no estamos en crisis, la banca no quiere subir las hipotecas, no hay paro, nos sobran los trabajos, así que como estamos tan aburridos que mejor que dedicarnos en gastar los dineros que no tenemos. Y digo yo que los que toman estas medidas deben de estar en paro también, porque realmente se aburren mogollón.

Por todo esto que os he narrado anteriormente he decidido desempolvar mi antiguo Libro Gordo de Petete que aunque decía chorradillas, todas ellas eran útiles, aprendía algo y me sirvieron en el futuro. Sin embrago de la lectura del periódico solo aprendo a enfadarme, la utilidad brilla por su ausencia (menos mal que el papel del periódico deja genial los cristales) y por supuesto del futuro ni hablo, pues solo veo un gran borrón.

No hay comentarios: