Por si te olvidas de mi...

lunes, 11 de junio de 2012

Año de Feria de Libro sin libro







Me explico:



El mismo día 26 que estrenamos la Feria yo le comentaba a un amigo que consideraba que la Feria del libro está anticuada y que o cambiaba el concepto o perecerá. 

Y mi argumentación.-por la cual hasta yo misma he ido menos, y puedo decir que en mi única visita no compré nada, cuando antes era un serio vicio-, fue la siguiente:

- Uso el libro digital.
- Nunca encuentro libros originales en exceso, vas a la editorial y el libro que querías encontrar no lo han llevado porqué no es un best-seller. Te explican que te lo pueden pedir, ¡para eso voy a la Fnac que la tengo al lado de mi casa!.
- el descuento que encuentro es el mismo que tengo todo el año por se socio de la Fnac.
- Se salvan las firmas de autores, pero resulta que hasta eso envejece, pues es cierto que las redes sociales no sólo han acercado a los viejos amigos , sino también han abierto un puente entre gente desconocida, con intereses comunes, como puede ser el contacto con los escritores.

Por ello ¿qué me ofrece la Feria de Libro?....gente, calor, y lo de siempre.

Mis consejos:

- Opción de descargas de libros, que se quiten los complejos las editoriales y se hagan adultos de una vez y se den cuenta que van en contra del avance social negando la presencia del libro digital.
- Quizás mayor presencia del Fan, casi con sentido social, es decir presencia de portales de internet, con iniciativas originales.
- Encuentro entre escritores, con mayor interactuación, fijarse y aprender del camino hacía hacía el que se mueve la sociedad, sería el futuro de este método obsoleto.

En resumidas cuentas, creo que ya no nos libramos ninguno, y el error que están cometiendo la mayoría de las editoriales es no bajarse del burro. Muy bien señores, entonces luego no se quejen del descenso de las ventas. En el sector del libro, como en toda España, la idea de esforzarse, innovar, crear y currar para percibir un beneficio es algo desconocido, así nos va. A ver si nos damos cuentas que las cosas cambias, que al igual que en otros sectores, el modelo antiguo no sirve. Ya sentarnos a esperar que los antiguos tramites funciones es una idea absurda, hay que generar el beneficio buscando la fuente de creación e innovación. A ver si España abre los ojos, y se levanta de la poltrona.

3 comentarios:

Ruth P. Gómez dijo...

Bueno, desde la postura de amante de la Feria estoy de acuerdo contigo en algunas cosas... pero no en otras... Creo que no admiten la presencia del libro electrónico en la Feria porque se están agarrando al último clavito que comercialmente les queda. Nos guste o no (que a mí no) el libro electrónico es el futuro. Pero eso quita muchos ingresos. Deja de haber para todos. Y mientras unos arriesgan por el futuro, otros se quedan "a ver hasta cuándo aguantan" en el clásico papel. Que me encanta. Como me encanta entrar al Retiro y (después de estornudar 2 ó 3 veces) ver tanta caseta llena de libros, rodeada de ese fantástico Parque, que dan ganas de comprar uno y retirarte unos metros para echarte a leer a la sombra de cualquier árbol. Pero es la visión romántica, no la real.
La realidad es que los Lectores (no los ocasionales) en su mayoría se están pasando al libro electrónico, y la industria tendrá que adaptarse, sí o sí.

En el caso de originalidades y best-sellers... bueno, según lo que busques. En mi caso, la presencia de las editoriales ha hecho, muchos años, que pudiera comprar libros que no encontraba sin previo encargo en las tiendas durante el año.

Pero estoy de acuerdo en que debería haber más animación, permitir más charlas, más actividad original e interactiva a pie de caseta, no sólo en la Carmen Martín Gaite. Eso animaría mucho las visitas, y por tanto las ventas. Supongo.

Artemisia dijo...

Bueno, la cuestión es si realmente el mundo editorial y sus aspectos comerciales están realmente perdiendo dinero porqué llega el mundo digital, o porqué son incapaces de imaginar e reinventar su formulación. Muchos otros sectores están sacando provecho de Internet y sus opciones, porqué ellos no? Y por otro lado lo de sacar más con menos es algo que parece el Padrenuestro del mundo editorial. Me gusta el papel y lo sigo comprando, pero realmente están proporcionando nuevas ideas para que me insten a comprar más. Darme ediciones chulas a buenos precios, darme colecciones con mismos formatos y no me los cambiéis cada año, porqué aunque insistan en cambiarle los formatos a las colecciones de las cuales salen nuevos tomos, no pienso comprarme la colección entera. Y como yo muchos. Basta ya de tomarnos el pelo, queremos un mundo editorial a la altura del consumidor, y si para ello tienen que cambiar los conceptos, pues que se pongan las pilas.

Ruth P. Gómez dijo...

Ése es el tema.
Pero ponerse las pilas y arriesgarse según está el patio... tiene que costar un huevo (intento ponerme en la piel del editor humilde, no de una Espasa).