Por si te olvidas de mi...

domingo, 16 de mayo de 2010

Crosplay en el Museo de Artes Decorativas


Anoche, día 15, Madrid estaba tomada por hordas ingentes de gente, valga la redundancia...las fiestas de San Isidro, el centenario de la Gran Via con conciertos y demás, feria del libro antiguo, y como remate noche de los museos....alguien da más . Lo que está claro es que Madrid es una ciudad de opciones, y ayer fue para muestra un botón, usease que su ayer te quedaste en casa tuviste delito.

Y entre todas esas programaciones, conciertos en las Vistillas, Tango en Sabatini y en Gran Via, teníamos los museos abiertos repletos de actividades.

Así que recuerde en el Museo del Traje tenían una actividad relacionada con el sari hindú, el Romántico dejaba ver sus salones de manera gratuita, guiada y amenizada con música, el Arqueológico tenia danza, conciertos y representaciones de monólogos con personajes históricos que comentan las salas relacionadas con su época (esto lo disfruté hace dos años y merece la pena), la biblioteca Nacional se sumo con visitas guiadas, y un largo etcétera. Pero como una es un poco friki, la actividad que me resultó mas atractiva fue la del Museo de Artes Decorativas. Allí, desde finales de diciembre podemos ver una exposición llamada "fascinados por Oriente" repleto el museo de obras orientales relacionadas con Occidente, ya sean de manufactura oriental u autóctona. Y como estábamos en ambiente asiático, la Asociación Ronin (dedicada al mundo japonés, del manga, y de su cultura) había coordinado una actividad moderna y novedosa. Los salones y pasillos de este museo se llenaron de gente disfrazada de personajes de videojuegos, de mangas, de series de televisión. Hasta ahí nada parece extraño, pero lo que hacían era una demostración de Cosplay. Y ahí está lo original.

¿Qué es el Cosplay?

En el foro de la asociación Ronin lo describen así:

La palabra cosplay viene de "costume" (disfraz) y "play" (representación), es decir, consiste en disfrazarse y representar al personaje del que vas disfrazado, imitándolo en todo lo posible.

La afición por disfrazarse de personajes de manga y anime empezó, en los Comic Market japoneses, donde, además de dedicarse a la compraventa de fanzines (o dôjinshi), los aficionados podían admirar cómo sus personajes favoritos cobraban vida ante sus ojos gracias a la magia del disfraz, el maquillaje, la caracterización... Precisamente esa es una de las cosas que hacen tan especial el cosplay: la satisfacción de verte transformado en tu héroe, o la ilusión de ver un disfraz tan bien hecho que hasta puedes hacerte a la idea de que tienes a tu personaje favorito ante tus ojos, en carne y hueso.

Poco a poco, la afición al cosplay se ha ido extendiendo por todo el mundo, y ya es raro ver un evento, salón o convención de comics sin un buen destacamento de otakus disfrazados.

Al principio tímidamente, algunos cosplayers especialmente atrevidos se lanzaban a presentarse disfrazados en los salones, o amigos de la organización del evento se disfrazaban para repartir propaganda; pero en vista del creciente éxito de la actividad, casi todos los organizadores se decidieron a incluir un concurso de disfraces en sus programas del evento.

Estos concursos han hecho que cada año se anime más gente a disfrazarse y llenar de color los pasillos de algunos salones.

Entre la comunidad cosplayer se puede ver de todo, desde disfraces improvisados en cinco minutos (a base de reciclar ropa del armario o papeles recortados y alfileres) hasta los trajes más impresionantes con armaduras completas, alas de plumas largas hasta el suelo, vestidos y kimonos acabados hasta el último detalle y pelucas kilométricas.

El cosplay es sin duda uno de los mayores alicientes de las convenciones de manga y anime y eventos similares.
Los disfraces ponen la nota de color y diversión, la gente pone muchísima ilusión en la confección de sus disfraces y complementos, y al público le entusiasma ver cómo sus personajes favoritos cobran vida ante sus ojos.

Las fotos entre cosplayers es típico en cualquier evento, y aunque no ganen nada en el concurso, la mayor satisfacción para un cosplayer es que los fans te reconozcan y te pidan que les dejes hacerte una foto. También es una forma de hacer nuevos amigos y conocer a otros fans de tu serie favorita...

Dentro de este mundo hay incluso diferentes estadios, niveles de dificultad de los disfraces, ya sean hechos a mano, o comprados. Mas o menos completados con accesorios, pelucas y maquillajes. Además hay diferentes tipos, ya sean de animales completos, las cabezas solo, los crosplays (hacer de personaje diferente a tu sexo) e incluso disfrazarse de algunos grupos de música japoneses. En fin un mundo increíble que ayer se nos mostraba en el museo, divertidos y originales, los disfraces llenaron todas las salas.

Yo he de reconocer que disfruté mucho, y me hubiera quedado un montón de tiempo solo por ver a esa panda de divertidos frikis.


En cuanto alla archivos fotográficos por la red los pondré por aquí.











3 comentarios:

Arwen_77 dijo...

¡Anda! No te acostarás sin saber una cosa más. Ni idea de que era eso del "cosplay". ¡Viva la friki-diversión!

José Angel Muriel dijo...

Curioso. No sabía que esto también tenía nombre propio.

Ali dijo...

Me alegra que hayas descubierto los COSPLAY. Yo llevo varios años disfrutando de esta friki-actividad, y me encanta sacarme fotos y sobre todo ¡Que me reconozcan y que se saquen fotos conmigo! Muy buen reportaje, Arte ^__^
P.d. he llegado aqui por el blog de Vivet ¡Hello!