Por si te olvidas de mi...

martes, 4 de mayo de 2010


Por cortesía de mis jefes en mi trabajo se han impartido cursos gratuitos a todas las empleadas interesadas en aprenderse a maquillar. De la mano de Isabel(una maquilladora de Telecinco) hemos aprendido muchísimas cosas, os hago un breve resumen por si os interesa.
Por ejemplo empezó comentando que lo principal es un buen corrector poco grasiento y que seque rápido, con él no solo disimularemos las ojeras sino también rojeces, marquitas solares, granitos y demás imperfecciones.
Tras el corrector aplicado con golpes percutantes (siento deciros que la palabra en sí no existe, aunque queda mona) y bien difuminado echaremos una base sin brillos y mejor translucida, sin excesivo color; se aplicará de igual modo a golpecitos e incluiremos lóbulos y el comienzo del cuello.
En el siguiente paso fijaremos la base con unos polvos translucidos aplicados con la borla y siempre deberán ser unos polvos rosáceos, no blancos. Aplicaremos a golpecitos por todas partes, repasar con las yemas de los dedos el rostro para saber si se ha quedado alguna parte sin fijar. Aplicaremos, a continuación, el colorete, con una brocha larga, ancha y a ser posible natural. Deberá ser de color rosado, nada de naranjas ni marrones, y comenzaremos a aplicarlo desde el lateral del ovalo de la cara, a toquecitos y en 8 (importante sonreír para colorear los pómulos), luego matizaremos con la borla el contorno para difuminar la línea. Y por último, procederemos a maquillarnos los ojos, una primera base de maquillaje, lo fijamos con los polvitos mágicos, y echamos una primera base de sobra color blanco roto. (Vamos que nos preparamos como si fuéramos la pared de casa) Y sobre el parpado (solo parpado, el ovalito, ni rabitos, ni piquitos, ni na de na) deberemos trabajar con tres pinceles, el finito con el que perfilaremos la línea pegada a las pestañas a modo de raya, pero usando sombras, y dos más anchos siendo uno para sombras oscuras y otro para las claras. ( ella recomendaba pincelitos que venden en el Mercadona, por si tenéis interés). No aconseja utilizar eyeliner, ni na de eso (anda que no tengo yo que tirar cosas) y a partir de las rayitas a echar colorines, polvos de seda para las noches locas, colores llamativos para alegrar el rostro, colores oscuros para salir a matar, como si fuéramos paletas de pintores. Y para rematar el rimel bien colocado, con una primera capa, secado y segunda capa desde la raíz de las pestañas, y si queréis terminar de adornaros, un poquito de raya bajo las pestañas inferiores y destellos de luminosidad para alrededor del ojo (abstenerse de hacer estos últimos pasos a personas no expertas, usease yo)
Conclusión del curso, nos pintamos mal, hacemos todo al revés; debemos golpearnos no restregarnos; debemos difuminar no marcar; debemos maquillarnos para que pase desapercibido sin enseñar los estragos del cansancio y demás, no debemos ser cuadros de Miró; debemos usar bastoncillos para limpiar las imperfecciones de los ojos, debemos usar bien los pinceles y mantenerlos en buen estado, debemos desmaquillarnos bien e hidratarnos todos los días…que de deberes, menos mal que no son obligaciones…o sí.

En fin no es que a mi esas cosas me pierdan, pero al final resultó interesante.

No hay comentarios: