Por si te olvidas de mi...

viernes, 29 de enero de 2010

Los gatitos ayer visitaron el quirófano





Pues nada ayer les tocaba ir al medico y que les quitaran el furor hormonal, me daba mucha pena hacerlo, pero creo que no hacerlo es malo para ellos, pues el celo encerrados en una casa no es muy agradable, ni para ellos, ni para nosotros. Y allá que fuimos a primerita hora de la mañana, y he de decir que se han portado estupendamente. No piaron para meterse en las cajitas, y allí, ya sobre esa mesa de metal tan fría, no dijeron ni mu. Cuando les fuimos a recoger estaban despiertos y por ahí caminando, ahora todo es tan moderno, que la anestesia es pequeñita, y no les dan ni puntos. Vamos que se recuperan a las mil maravillas. Hay que fijarse muy mucho para ver por donde han cortado, un adelanto esto de las técnicas modernas.
Y por la tarde se quedaron tranquilitos en casa con la abuela materna, primero, y con la bisabuela paterna después. Jeje yo no tengo niños, pero tengo gatos, que dan infinitamente menos guerra, eso sí. Y esta mañana los tíos ya estaban saltando de sitio en sitio, peleándose, y jugueteando sin parar. Da gusto ver como los animales se recuperan tan bien, que inteligente es su cuerpo que en seguida les pone en orbita.
Y en resumen, que son dos cielos, y que se portan muy bien. También me comentó la veterinaria que Hobbes es un gato super nervioso, pero todo por dentro, vamos gato en alto índice de riesgo a infarto, digo yo, tendremos que ponerle ha hacer yoga y relajación zen. También parece ser que Serekan está más domesticado que Hobbes, como será eso?, será culpa de tener padres diferentes? He llegado a la conclusión que el padre de Hobbes era callejero, y el de Serekan casero….lo dicho otra prueba superada.

Y como van a empezar a engordar, aunque la veterinaria dice que con los nuevos pienso no pasa, he pensado ponerles ha hacer wii fit conmigo, aunque Hobbes ya compartía las sesiones conmigo.

No hay comentarios: