Por si te olvidas de mi...

lunes, 18 de enero de 2010

Sherlock Holmes, la película.




Bueno pues este domingo le toco turno a otra producción esperadísima, Sherlock Holmes. Y claro, aunque las comparaciones son odiosas, teniendo como referencia mi experiencia cinéfila de la semana pasada, esta pobre ha salido perdiendo. Pero aun así es una película entretenida y de aventuras.
En primer lugar agradezco la fidelidad con que han tratado a los personajes de Doyle, la perfecta adaptación fotográfica y la ambientación adecuada. Los escenarios realizados por ordenador son espectaculares, te trasportan a Londres , a sus calles sucias, a sus edificios victorianos, y la edificación del London Brigde es alucinante, es una recreación, sin ser experta, que parece hecha a la perfección.
Por otro lado es de destacar el tratamiento otorgado a los personajes, están bien adaptados, caracterizados, y bien elegidos los actores. Al menos los dos protagonistas y la bella Adler.
El guión es ágil, adaptado a sus escenarios, y con unos diálogos bien elegidos.
Otro as en la manga es el vestuario, de gran belleza, que te hace soñar y proyectarte a esa época.

Pero como veréis todo ellos son aspectos muy técnicos, que generalmente no hacen el éxito de las películas. Para mi fallan cosas fundamentales.
Por un lado el malo, no está a la altura de la película, ni de Doyle, ni, por supuesto, de sus antagonistas protagonistas.
Por otro lado la trama o argumento elegidos no se sostienen demasiado bien, por ser excesivamente predecibles, sencillos y quizás, manidos.
Y finalmente la banda sonora de Zimmer, que o bien se ha visto muy presionado, o se le ha ido la pinza y ha dejado su calidad en casa para irse al estudio a grabar una música, que si que es acorde con algunos aspectos del film, se hace repetitiva y cabezona la mayoría de las veces. Pecando, incluso, de originalidad.

En resumen, para el domingo está bien, las escenas de acción, aunque he visto muchas quejas porque dices ser excesivas, bajo mi punto de vista no sobran, sino que le dan vidilla a la película. Y aparece al final un personaje, esperado (aunque no se ve a Brad Pitt, todos sabemos que están) que esperemos se muestre a la altura en las sucesivas películas y le de caña a Sherlock como Dios manda.

Ah y me gustó….el final, por los altos, como debe de ser un final de Sherlock Holmes.

1 comentario:

José Angel Muriel dijo...

Pues a mí me ha gustado muchísimo. Cómo disfruté. Me alegré mucho de ir a verla. El puente en construcción, ¿no es Tower Bridge?