Por si te olvidas de mi...

domingo, 23 de enero de 2011

Elenco de exposiciones

Este jueves pasado estuve en el Prado, y me pegué una pechá de exposiciones, aprovechando el pase VIP vi las cuatro exposiciones abiertas.
La primera que vimos fue la de Rubens, a mi personalmente no me gustó la disposición de los cuadros, pues me parece que estaban demasiado aglomerados, y debido a sus grandes formatos no se veían en todo su esplendor. De todos modos me deleité con aquellos cuadros que no están expuestos, disfrute con la iconografía y temática mitológica, para mí lo más esencial de Rubens, y finalmente hay que destacar la crudeza del Saturno devorando a su hijo, sobrecogedora; y el apostolado que es impresionante.




La siguiente exposición fue; Pintura de los Reinos:

La exposición incluye obras realizadas en España con destino al mercado americano, pinturas de artistas europeos que trabajaron en Nueva España o Perú, cuadros de pintores nacidos en Iberoamérica y piezas realizadas en Europa y para un público europeo pero que sirven para definir el marco de referencia en el que hay que incluir la actividad de los artistas que trabajaron para los virreinatos.
El discurso expositivo, que permite un mejor conocimiento de la pintura novohispana y del virreinato del Perú, se organiza mediante secciones en las que se analiza el marco profesional, el desarrollo estilístico y los intereses iconográficos, para, entre todos, ofrecer una visión completa del origen, los estímulos a los que respondió y las cotas de calidad y originalidad que alcanzó este capítulo de la historia de la pintura occidental.
La exposición persigue facilitar el contacto al público europeo con una parcela del desarrollo de la pintura de los siglos XVI y XVII hasta ahora generalmente excluida de las historias de la pintura, y que demuestra hasta qué punto la Monarquía Hispánica fue un factor catalizador de estímulos artísticos e intelectuales. Además, facilita el acercamiento a la pintura americana de ámbito hispánico, abriendo nuevos caminos a la investigación y ayudando a comprender el papel de España como una entidad capaz de crear procesos culturales en el ámbito de sus dominios.
Los contenidos mostrados a continuación (Secciones, Relación de obras, Actividades...) corresponden a la exposición en su sede del Museo del Prado. La información de la exposición en su sede principal se puede consultar en la página del Palacio Real.



Los Zurbaranes eran preciosos, el biombo de los elementos y una maravilla, y en cuanto a los cuadros de autores hispanoamericanos me gustaron los de características más indígenas, y me disgustó los rostros cetrinos de Villalpando. Decir que el indígena debió ver la religión con algo de miedo si se basaba en algunas de las obras que se ven en está exposición.

A continuación visitamos la que para mí fue la mejor muestra de las cuatro:

Bibliotheca Artis: Tesoros de la biblioteca del Museo del Prado


La exposición muestra por primera vez al público las piezas más sobresalientes de la colección que atesora laBiblioteca del Museo del Prado. Instalada en la actualidad en el Casón del Buen Retiro, guarda un importante fondo antiguo, incrementado notablemente en los últimos años gracias a la adquisición de las bibliotecas de don José María Cervelló y de la familia Daza-Madrazo. La exposición estará compuesta por cuarenta libros y manuscritos fechados entre 1500 y 1750, así como por un conjunto de ocho cuadros del Museo (Tiziano, El Greco,Velázquez, etc) que revelarán diversas correspondencias entre el fondo bibliográfico y la colección de pinturas.
La exposición se articula en tres apartados. El primero,Bibliotheca Artis, muestra los hitos básicos de la bibliografía artística europea desde los tratados más importantes del renacimiento (Alberti, Leonardo, Durero) hasta las obras fundamentales del siglo de oro español (Pacheco, Carducho, García Hidalgo, Palomino). El segundo, Bibliotheca Architecturae se dedica a los tratados de arquitectura concebidos como una tipología definida dentro del libro de arte y reúne desde ediciones tempranas de Vitruvio hasta los grandes tratados del renacimiento italiano (Palladio, Serlio, Vignola) y europeo (Delorme, Dieteterlin). Se incluirían además algunos libros de fiestas públicas (entradas reales, canonizaciones...) concebidos como insustituible testimonio de arquitecturas efímeras desaparecidas. Por último, el apartadoBibliotheca Imaginis se centra en el papel de los libros como instrumento de trabajo y fuente de inspiración de los artistas. Desde los repertorios de retratos a las cartillas de dibujo, los libros de emblemas barrocos o los álbumes de reproducciones de obras de arte, el conjunto demostrará la importancia de las ilustraciones de los libros en la construcción del imaginario visual europeo de la Edad Moderna.
La Bilbioteca del Museo
La Biblioteca del Museo ha experimentado en los últimos años un notable crecimiento, que ha culminado con la apertura en marzo de 2009 de su nueva sede en el Casón del Buen Retiro. Su sala de lectura, instalada bajo la magnífica bóveda de Luca Giordano, es la muestra más visible de la nueva importancia otorgada por el Museo a los servicios de biblioteca, archivo y documentación.
La Biblioteca conserva un importante fondo antiguo de unos 4.500 volúmenes especializados en Historia del Arte y con algunos ejemplares de extraordinaria rareza e importancia, procedentes en su mayor parte de la adquisición de varias bibliotecas privadas, entre las que destacan las dos citadas anteriormente: la del abogado e historiador del arte José María Cervelló, adquirida en 2003, y la de la familia Madrazo, adquirida en 2006.



Una deliciosa selección de obras maestras originales de libros de arquitectura, si alguien tiene un rato no debería dejar de visitarla, el Vitrubio, Alciato, Serlio, Vignola, Alberti, Leonardo, una colección por la cual yo daría una mano por tenerla en mi librería. Y ambientando todo ello una pequeña exposición pictórica de primerísima calidad.





Y casi al irnos me acordé de que había una cuarta:

Pasión por Renoir. La colección del Sterling and Francine Clark

Pierre-Auguste Renoir (1841-1919), uno de los artistas más destacados del Impresionismo, trabajó durante su vida con una absorbente pasión por la pintura que le llevó a alcanzar un gran prestigio y popularidad entre sus contemporáneos. El excelente conjunto de 31 obras del artista, las mejores entre las reunidas por el coleccionista norteamericano Robert Sterling Clark (1877-1956), fundador del Sterling & Francine Clark Art Institute(Williamstown), se mostrará en el Prado, con el patrocinio de la Fundación BBVA, en la que será la primera exposición monográfica dedicada a Renoir en España.

Lo cierto es que hay algunos cuadros relevantes, es curioso ver a Renoir en el Prado, hay cuadros preciosos de coloridos y muy característicos, pero también algunos demasiado cursis, unos desnudos en la ultima sala bastantes mediocres, y como cuadro mas reseñable el bodegón de las Cebollas.

No hay comentarios: