Por si te olvidas de mi...

jueves, 21 de julio de 2011

Egipto


Recopilando viajes....

Crónica:

Primer día:

Sin necesidad e madrugar nos fuimos a la preciosa y comoda terminal 4 para coger nuestro avión con destino al Cairo. No os anburro con el rollo de la terminal que es horrorosa y casi una excursión aparte. En el areopuerto nos encontramos con la otra pareja que ibamos, Miryam y Enrique, que nos acompañaron en este agotador pero precioso viaje. El avión salió en su hora y aterrizamos a las 8 en El Cairo, y comienza la aventura....nos recoge el guía de turno, pasamos los caóticos controles, deordenado pero con ordén, aún no me lo explico...y nos llevan, atravesando el tráfico del El Cairo a nuestro alucinante hotel, el Mena House. Lo primero que ví fue la silueta de las piramides recortadas en el horizonte, aluciné...que ganas...
ese día poco más haciendonos al lugar, cenamos en uno de los restaurantes del hotel, mientras nos amenizaban con una señora cantando a todo trapo, asi que casi ni nos oiamos...
Ah en el trayecto de llegada, el guía se preocupó de vendernos alguna excursión extra, de las que cogimos Menphis y Saqqara y una noche en el Cairo, con paseo y cena incluido...( esta se programo para el ultimo día en el Cairo antes de volvernos a España)

Segundo día:
Madrugón oficial, buen desayuno, y allí pasando frío, nos dispusimos a visitar las impresionantes piramides...a la vuelta de la esquiena del hotel. y allí estabamos nosotros en medio de esas preciosidades, sin saber como habíamos llegado. Porque durante todo el viaje tuve la sensación de no estar allí, porque llevaba tanto tiempo queriendo ir que me parecía mentira. Poco tengo que decir de esa visión sobrenatural y de esa sensación que te recorre el cuerpo cuando te situas frente a ellas. Me incitaron a entrar en la piramide de Kefren, simplemente por no perderme la experiencia, de la cual saque un buenisimo dolor de espalada por ir doblada los 70 metros de recorrido, donde los japoneses andaban a sus anchas, gracias a su reducido tamaño. Le dimos la vuelta al recinto para encontrarnos frente a la protectora del lugar la gran esfinge, que me parecío imponente y preciosa, entiendo que ella guardara las piramnides pues verla te imprime respeto. Todo esto amenizado por nuestro guía Naser, que de momento era parco en palabras, y más perezoso en andar, pero al final eso fue mejorando...ya lo vereís. Tras esto... visita a la fábrica de turno de papiros donde claro picamos y me compre un precioso paprio con el juicio del faraón tras la muerte. Y a Comer, por decir algo...
Siguiente parada Menfis o lo poquito que queda de ello, una enorme estatua del gran Ramses II y alguna cosita más. Y de ahi a Saqqara, que a mi me encantó aunque a la gente le decepciona. Quizás el haberlo estudiado y llevar tanto años queriendo ir facilita las cosas. Pero la verdad es que fue toda una experiencia ver la primera Piramide escalonada hecha por el gran Imhotep, la piramide romboidal y la roja, el origen de todo. Al final del camino nos cuentan que nos han cambiado la cena del ultimo dia y que la vamos a realizar esa misma noche, no nos pareció mal.
La noche comenzó con un paseito en faluca por el Nilo llenita de adolescentes romanticos autoctonos que van alli a declarare amor, bajo la estruendosa musica arabe tipo bacalao, pena de cd que no pude comprar. De allí seguimos con la visita al bazar de el Kalili, y tomando un té mientras fumabamos una cachimba en el café de los espejos, en pleno bullicio del bazar, en ese café Naguib Maluf tien un rinconcito para escribir sus preciosas novelas. Y allí msimito nuestra guia nos solto la buena noticia( eran las 9) debíamos estar en la puerta del hotel con las maletas a las 2:30 para salir a Luxor en avión, casi nos cargamos al guia, pero en fin...De camino a la cena pasamos por el barrio de los muertos, un sitio digno de ver, aunque muy escalofriante, ( mire mucho Slave por si te encontrabas por allí o algun pariente, pero nada no hubo suerte). Es una zona de El Cairo donde hay un cementerio y un grupo de refugiados que llegaraon hace años se han instalado allí y viven en los mausoleos, bueno un poco chunco, que no se entere Gallardón que pronto coge ideas...
Cenamos en un sitio precioso, un palacio en lo alto de una colina donde se ve todo el Cairo y que es alucinante, una vuelta despues por el Cairo comercial y a dormir la siesta.

Tercer día( horas despues):

Con nuestro Picnic desayuno en el areopuerto cogimos el avion a Luxor, para tener un día maratoniano de visitas, elegido por nosotros ya que nos habiamos levantado tan temprano(si se le puede llamar así). primera visita el valle de los reyes, de golpe se te quita el cansancio, el sueño, y todo. Un valle entre montañas, con una sola entrada natural de donde salen miles de pasillo que te dan acceso a las preciosas tumbas, de las que vimos la de Ramses I, Siptah y la de Ramses II, un despliegue alucinante de pinturas y de iconografia de dioses que te deja con la boca abierta. Y par no parar nos fuimos a Deir el Bahari a ver el templo e Hapsesut, que ya casi me voy quedando sin adkjetivos para todo. De alli al templo de Madinat Habu y los colosos de Menon.
Tras esto por fin vimos nuestro precioso barco Oberoi( empresa estatal) comimos y de nuevo a visitra cosas, tras ponernos los tirantes que ya había empezado ha hacer calor.
Y alli llegamos nosotros a ver aquello que hace 4.500 años hicieron un pueblo inteligentisimo y sorprendente, el templo de Karnac y Luxor, no voy a contaros más por que las fotos hablarán por si mismas...ya lo vereís.
Bueno vuelta al barco, cenita, paseito y a mimir que habia sido un dia muy largo.

Cuarto día:
Tras la tempestad vino la calma, ese día solo teniamos navegación cosa que se agradeció, jugamos al ping pong, tomamos cervecitas, tomamos el sol, reimos, durmimos...y sobre todo compramos de la manera más original que he visto en mi vida...desde unas barcas los señores vendedores te tiraban bolsas con mercancia a la cubierta superior del barco, y así en esas mismas bolsas tirabas el diner, o pedías otros modelos, etc...Pero huy me olvidaba, que comprabamosÇ?nuestros disfraces para la noche, las chilabas...una experiencia unica lo de comprar así, muy divertido. Y esa noche, nos arreglamos, nos pusimos nuestros modelis y a cenar , tomar copichuelas y ha reirnos un rto con los juegos organizados por los guías ( otros pues el nuestro aun se estaba familiarizando con nosotrso)

Quinto día:

A primera hotrita del día visitamos el templo de Horus en Edfú, una maravilla, donde vimos de todo, e hicimos miles de fotos, japoneses incluidos, porque oyen la palabar foto y alla que van..., volvimos al barco, a tomar el aperitivo, tomar el solecito, y yo como valiente que soy me di un bañito en la piscina. Comimos y durante la bellka puesta de sol visitamos el templo de Kom Ombo, que no se porque fue uno de los que mas e gusto, allí vimos al diso Sobek, el cocodrilo, al lado de su sobrino Horus. Un templo precioso que a orillas del nilo, mientras se pone el sol no puede ser más impresionante. Vuelta al barco, nuestras respectivas cervecitas, cenita y a mimir, que debíamos levantarnos a las 3 para salir a Abu simbel.

Sexto día:

A las 3 salimos a las 7 llegamos y alucinamos. A orillas del Lago Naser, se puede ver una de las más impresionantes construcciones del hombre, Abu simbel se alza, sobre la grandosidad del lago, mientras recibe el primer sol de la mañana, no solo sorprende el hecho de que los egicios antiguso lo hicieran, sino también la labor de ingenieria llevada a cabo para salvarlo. Otra vez me vuelvo a quedar sin palabras para describir ese templo de Ramses y el de su preciada esposa Nefertari. De vuelta al barco, puedimo observar un espejismo en el desierto que es algo sorprendente, un verdadero lago donde se podían ver reflejadas hasta las rocas que se extendían por el desierto. Visitamos la prea de Aswan,y la cantera del obelisco inacabado. a CONTINUACCÍON PASAMOS UNA DE LAS TARDES MAS BONITAS Y DIVERTIDAS DEL VIAJE. dIMOS UN PRECIOSO PASEO POR EL NILO EN fALUCA CON VELA, MIENTRAS OBSERVAMOS UN PAisaje cargado de contrastes, agua, vegetacion, montaña y desierto. Un remanso de paz en la tierra, hacía sol, la brisa, todo acompañaba. Asi llegamos a una orillita donde cogimos, o mas bien nos coguio el, un precioso camello, que tras media hora nos llevó al poblado nubio, dimos una vuelta, conocimos a las gentes, jugamos con sus mascotas(cocodrilos, a los cuales engordan y crían para luego quitarles el sexo, dejarlo secra, machacarlo y con ello hacer unos polvos afrodisiaco...), fuimos a su escule, aprendimos palabras en nubio ( dialecto que se habla pero no tien escritura), y alguna cosita en arabe. Vuelta al barco, nos pusimos los tiros largos y fuimos al espectaculo de luz y sonido al templo de Philae, para llegar a este templo dedicado a Isis y salvado de la destruccion de las aguas de nilo, hay que coger una barquita pues esta en una bella isla. El espctaculo fue precioso, el templo divino, y la experiencia única.
Fin del dia.

Septimo día:

Madrugón de rigor, llegada al Cairo, y a visitar esa caotica ciudad. Primero ciudadela y mezquita del alabastro ( todo llevado de carrara), seguido del barrio copto y su iglesia colgante. Luego Museo del Cairo unas tres horitas ( pese al desastre de como se encuntran las obras colocadas, y la falta de conservación, me encantó, y me carge de libros), y por útimo compritas en el bazar del Kalili.
Vuelta a nuestro maravillosos hotel Mena House, habitacion en el antiguo palacio con vistas a las piramides, cenita y relax, disfrutando del entorno.

Octavo día:
Ultimas fotos de nuestras preciosas piramides, desayuno, traslado al areopuerto y vuelta a nuestra encantadora terminal 4.

Bueno habreís leido todo lo que vimos e hicimos, mi impresion de Egipto ha sido preciosa. La gente encantadora, he conocido algun Egipcio con el que espero mandarme mails, he conocido bastante la cultura arabe, hemos madrugado, pero hemos disfrutado, los paisajes son sobrecogedores, el Cairo es un caos, y una ciudad a medio acabar...y algunos aspectos de su cultura han chocado con mis ideales, pero nada más...

La palabra para resumirlo es Increible.

Por cierto nuestro guia al principio, descubrimos que estaba falto de sueño, porque luego se le cambió el caracter y resultó ser todo un erudito, mne tuve que quitar el sombrero con sus explicaciones del Museo de El Cairo.)

album fotos

No hay comentarios: