Por si te olvidas de mi...

miércoles, 27 de julio de 2011

Las exposiciones del Prado del verano 2011 (3)

Juicio de Salomón, José de Ribera / Maestro del juicio del Solomón. Óleo sobre lienzo, 153 x 201 cm. h. 1609 - 1610. Roma, Galleria Borghese


El joven Ribera

5 de abril – 28 de agosto 2011
Comisario: José Milicua, Catedrático Emérito de Historia del Arte de la Universidad de Barcelona y Javier Portús, Jefe de Conservación de Pintura Española del Museo del Prado


José de Ribera nació en Játiva (Valencia) en 1591. Sin embargo, su carrera se desarrolló en Parma, Roma y Nápoles, donde cultivó un estilo que deriva del que había difundido Caravaggio. La etapa en la que estudió y reelaboró el lenguaje naturalista abarca sus estancias en Parma, Roma y los primeros años de su residencia en Nápoles. Este período, en el que se advierten diferentes fases desde el punto de vista de la escritura pictórica y de los intereses temáticos evidenciando cómo estilo e iconografía interactúan profundamente, es el objeto de esta muestra.

Durante su estancia en Roma, la precisión descriptiva y el claroscuro fueron utilizados por Ribera para renovar la presentación de asuntos tradicionales como los Sentidos, los Apóstoles o los Filósofos mientras que en Nápoles, estos mismos instrumentos proporcionarán a su pintura devocional una inconfundible carga de intensidad, rigor y drama.

El recorrido de la exposición se ha organizado en torno a distintos ámbitos que agrupan conjuntos de obras relacionadas entre sí o con períodos concretos de la estancia de Ribera en Roma y sus primeros años en Nápoles.

Ribera es para mi algo especial, fue mi posible tesis, pero se quedó en un pintor muy admirado, bebedor de la técnica del gran Caravaggio hace de esta exposición algo único, sus personajes, sus colores, sus fuertes luces y sombras, la fuerza de las expresiones, las escenas, la iconografia. A mi personalmente me ha encantado, creo que hay cuadros que merecen la pena verlos, y que bebe de tantos otros que sólo en Ribera pueden quedar tan majestuosos.

No hay comentarios: